SJ45VLgbe_E

Habló Trump, habló Clinton, hablaron las víctimas…Pero faltaba por hablar Michelle Obama. Era una de las citas más esperadas, un mitin en Manchester, en New Hampshire, donde la todavía primera dama estadounidense tenía pensado hablar en favor de la candidata demócrata. Eran sus primeras palabras tras los dos escándalos consecutivos y relacionados con el Donald Trump, primero el de las escuchas donde se jactaba de flirtear y acosar sexualmente a las mujeres, segundo, el de esas mujeres que, empujadas por la controversia, confesaron lo sufrido durante las últimas décadas de mano del magnate republicano.

Su comparecencia, sin duda, no decepcionó: más de 20 minutos de un discurso inspirador con las mujeres y las minorías que tuvo a Trump como objetivo. De toda su declaración, este minuto y medio zarandeó al candidato republicano, en medio de los vítores de los presentes.

Simple Share Buttons