oW0ShDRggts

BMW acaba de presentar un diseño de motocicleta que aspira a ser la referencia del futuro. Se trata de un vehículo dotado de un complejo sistema de autobalenceado que evita que el piloto se caiga. Ni siquiera en la peor de la situaciones la moto se vencería: ni en una curva en la que entrara desequilibrada ni ante un golpe. Tan segura está la marca alemana de su diseño, que incluso se refiere a ella como ‘la primera moto en la que no es necesaria llevar casco’.

El prototipo se llama Motorrad Vision Next 100, y forma parte de las celebraciones por el centenario de la marca, fundada por Franz Josef Popp en 1916. Su principal novedad se lograría a través de unos giroscopios situados en las ruedas y un ordenador que calcularía la trayectoria y la posición de las moto para corregir y evitar una caída. Este sistema incluso permitiría que la moto quedar sobre sus dos ruedas en una parada completa, sin necesidad de que el conductor pusiera su pies en el suelo.

Ver fotos

Pero esta no es el único aspecto revolucionario de la Motorrad Vision Next 100. La moto incluiría unas gafas inteligentes en cuyos cristales se podría ver información como la velocidad o la ruta deseada para llegar a destino. El display de este aparato se controlaría con movimientos de los ojos: por ejemplo, si se mira para arriba, aparecería una pantalla en la que se verían imágenes procedentes de una cámara situada en la parte de atrás de la moto, y que haría las veces de retrovisor.

Además, también estaría disponible un mono inteligente con sensores para medir la temperatura corporal, y que conectado a la moto, podría regular la entrada de aire frío o de aire caliente procedente de un sistema alojado en el vehículo, para refrescar o calentar al piloto. El traje también podría visar de cambios de dirección para llegar a un determinado destino mediante sacudidas en las piernas: un pequeño toque en la derecha significaría que debemos girar en esa dirección.

Ver fotos

La moto sería completamente eléctrica, y además contaría con un sistema de cargado inteligente que permitiría cargar la batería gracias a la energía producida por el movimiento de las ruedas con el suelo, multiplicando así la autonomía del vehículo.

Lo que la futurista moto de BMW no tendría sería la opción de conducción automática. Edgar Heinrich, director de diseño de la marca alemana, asegura que la compañía no tiene pensado crear vehículos de dos ruedas autónomos. Pero sí coches, y los primeros que se conduzcan a sí mismos verán la luz en el año 2021.

Para Heinrich, en declaraciones recogidas por el Daily Mail, todas estas novedades harán que “Los motoristas puedan disfrutar de sus viajes sin necesidad de llevar protección”. ¿Algún día veremos esa realidad?

Simple Share Buttons