Realizar tareas domésticas como fregar o barrer podría mejorar la salud cardiovascular de los hombres obesos, reveló hoy un estudio realizado por la Universidad de Granada, ubicada en la sureña región española de Andalucía.
Según la investigación, publicada en la Revista Española de Cardiología, los hombres sedentarios o con bajos niveles de actividad física tendrían una vida más sana si participan en las labores del hogar.

Con ello, alcanzarían los niveles de actividad física deseables, cosa que sí consigue un mayor porcentaje de mujeres gracias al tiempo que dedican al trabajo en la casa, precisó la indagación, que analizó a dos mil 698 personas entre 25 y 79 años de edad.

Los autores de la pesquisa partieron de un concepto muy novedoso en el ámbito de la ciencia, el del obeso metabólicamente sano (OMS).

Ese criterio hace referencia a un grupo de individuos obesos que parecen estar protegidos de las principales complicaciones cardiometabólicas asociadas a la obesidad.

Así, examinaron las diferencias en los marcadores de riesgo cardiometabólico tradicionales y no tradicionales entre los cuatro fenotipos de tamaño corporal, las posibles diferencias por sexo y el grado en que la actividad física tiene influencia sobre estos perfiles.

‘Cuando incluimos la actividad física doméstica en el sumatorio, los niveles totales de actividad física del grupo OMS son mayores que ambos fenotipos de perfil metabólico adverso’, dijo Virginia Aparicio, autora principal del estudio.

‘Un hallazgo importante de este estudio es que las mujeres presentaban mayores niveles de actividad física si se tiene en cuenta la doméstica, y esto podría explicar en parte la mayor proporción de OMS en ellas’, añadió.

Comments

comments