Este 2016 no está siendo un año fácil para Selena Gomez ya que ha vuelto a ser ingresada en el hospital a causa de la gran depresión que sufre con ansiedad permanente.

Días atrás veíamos a la artista en un restaurante de Tenesse con un aspecto mucho más delgado y notablemente desgastada por la enfermedad. Esta no ha sido la primera vez que Selena ha tenido que ser ingresada ya que hace unos dos meses fue ella misma la que se ingresó para tratarse.

Además, aconsejada por sus amigos y familiares, el pasado 30 de septiembre decidió cancelar su gira mundial “Revival World Tour” y ella misma hacía las siguientes declaraciones:  “Quiero ser proactiva y centrarme en mi salud y felicidad”, “He descubierto que la ansiedad, ataques de pánico y la depresión pueden ser efectos secundarios de lupu”», explicaba en una nota de la revista “People”.

 

Simple Share Buttons