El “desayuno nacional de oración” es un ritual de Washington que reúne a legisladores de los dos grandes partidos. Donald Trump aprovechó la ocasión para burlarse de Arnold Schwarzenegger, quien lo reemplazó al frente del reality show televisivo ‘El aprendiz’.

“Tuvimos un éxito extraordinario con ‘El aprendiz’ y cuando me lancé a la campaña por la presidencia, tuve que dejarlo”, contó el presidente estadounidense ante varios centenares de personas reunidas en un gran hotel de Washington.

“Contrataron a una estrella cinematográfica, Arnold Schwarzenegger, para reemplazarme. Y hemos visto lo que ha pasado, una caída vertiginosa de la audiencia, un desastre total”, agregó. “Quiero rezar por Arnold y por su rating, ¿Ok?”, dijo en medio de las risas.

“Donald, tengo una idea: ¿por qué no intercambiamos nuestros puestos?”, reaccionó el actor y exgobernador de California (2003-2011) en un corto video. “La gente podría volver a dormir tranquila”, agregó.

A principios de enero, el magnate inmobiliario, que sigue siendo coproductor ejecutivo del programa, ya se había referido en Twitter a la caída de la audiencia de Schwarzenegger “en comparación con “la máquina de rating” de Trump.

“Le deseo suerte y espero que trabaje tan agresivamente por TODOS los estadounidenses como trabajó (…) por su rating”, respondió Schwarzenegger.

Comments

comments