Esta es sin dudas la semana de la música latina en Estados Unidos, un país que desde los últimos siete días se mantiene en alerta desde la recién elección de Donald Trump como presidente de la nación.

Desde hace varias semanas muchos son los amantes a la música latina que han marcado sus días para asistir al LATIN GRAMMY o sencillamente al CUBATONAZO, un evento que fue anunciado y recibido muy bien por los cubanos, esa comunidad inmensa radicada en la nación norteña y que a estas alturas no sabe si podrá seguir disfrutando de los beneficios del vecino del norte, o simplemente se adecúa a las próximas leyes que lanzará Trump y que podrá ponerlos en la misma condición de los latinos.

Con notada incertidumbre viven los cubanos los últimos días del 2016, justamente cuando el 1ro de enero Trump tome el poder y decida qué hacer con todos. Con esos que llevan varios años, con los que por varios motivos han perdido sus residencias y con los que siguen llegando vía México o por la peligrosa y estrecha ruta de la Florida, esa que ha sembrado la muerte en muchas familias.

Pues nada, esta es la semana que tanto hemos esperado todos, la que volverá a certificar a los cubanos como los artistas del momento. La que demostrará que aunque tuvieron que pasar muchos años, el mundo ha sabido reconocer nuestro talento y arte, especialmente la de nuestros músicos.

Una semana de celebraciones, con Grammy y Cubatón, gracias a una industria poderosa, la que entretiene y convierte la vida de muchas personas en pura fiesta llenando de vida nuestros días.

Desde MaxxYes agradecemos a todos los que han tenido que ver con la organización de dichos eventos, especialmente el CUBATONAZO y la personalidad de Jesús Salas como gestor principal de una idea sin precedentes, a la que se suma Don Omar y lo mejor de la música urbana actual de un país que está de moda.

Estaremos alertas para el próximo 2017, para saber exactamente qué sucederá con todos, los de Latinoamérica y los de “Cuba, la isla bella”.

Simple Share Buttons