El Atlético de Madrid tiene un problema con los penaltis, personificado en Griezmann, que esta mañana contra el Valencia ha vuelto a errar una pena máxima. El ‘culpable’ esta vez no fue el larguero, como en los dos últimos y consecutivos que repelió el travesaño, sino el parapenaltis Diego Alves, que sacó una mano milagrosa al remate del galo.

Si bien marcó en la tanda de penaltis de San Siro, en juego Antoine ha fallado los tres últimos que ha lanzado con el Atlético. En la final de la Champions y contra el Bayern esta semana tampoco acertó a marcar.

Pero tras el fallo contra el Valencia, el propio Antoine provocó una nueva pena máxima tras una entrada de Mario Suárez. Esta vez lanzó Gabi… ¡que también falló! O para ser más exactos, Diego Alves volvió a parar.

El único jugador del Atlético que ha marcado esta temporada desde el punto fatídico ha sido Gameiro, que marcó contra el Alavés.

Fuente: Marca

Simple Share Buttons