María Villar Galaz, sobrina del Presidente de la Federación Española de Fútbol ha sido encontrada en un riachuelo de Toluca, atada de pies y manos, y con una bolsa en la cabeza que le causó la muerte por asfixia.

Fuer un secuestro exprés, algo habitual en México y que las autoridades intentan remedia. Tras raptar a la joven los secuestradores recorrieron varias entidades financieras de la ciudad intentando sacar dinero con sus tarjetas bancarias. Finalmente, los delincuentes decidieron retener y pedir un rescate de 90.000 euros por la mujer.

Se pagó la cantidad, no la solicitada sino una muy inferior, y esperábamos que apareciera sana. Por desgracia no ha sido así. El marido y un primo, Gorka -hijo de Ángel Villar- recorrieron varias morgues y finalmente se ha encontrado el cadáver en Toluca”.

Simple Share Buttons