Un verano con elevados índices de ocupación en los destinos de Islazul, en esta ciudad balneario, anima las actuales acciones del Grupo Hotelero que se prepara para la llamada temporada de invierno o alta del turismo en Cuba.

Yaima González, especialista en Calidad del Grupo Hotelero Islazul en la provincia de Matanzas, explicó que acciones de embellecimiento de la jardinería, mantenimiento constructivo en habitaciones, y generación de iniciativas en los servicios, distinguen el trabajo en las instalaciones hoteleras.

La reparación del 90 por ciento de las casas de hospedaje de la cadena, el rescate del simbólico Bar Benny del Hotel Acuazul, y restauraciones en la cafetería Atenas y la carpeta del Oasis, permitirán ofrecer una atención más grata, y elevar el confort de los destinos.

Oraida Tobal Betancourt, directora del Oasis, confirmó a la ACN que la institución mantendrá hasta el cierre de este año 2016 la acertada oferta de pasadías en el área de su ranchón-playa, que durante el verano atrajo a más de siete mil personas de diversas regiones de Cuba y el mundo.

Marlene Amador, directora del Hotel Tropical, confirmó que los trabajadores en una instalación que se distingue por altos índices de repitencia, se mantienen atentos para ofrecer atención personalizada a visitantes que consideran al colectivo laboral como una familia más.

En el polo turístico de Varadero el Grupo Islazul cuenta con 143 casas de hospedaje y nueve hoteles, diseñados para los gustos diversos, y con atractivos precios para los clientes deseosos de disfrutar en el tiempo libre, vinculados a la cultura e idiosincrasia cubana.

(Reproducido desde la Agencia Cubana de Noticias)

Simple Share Buttons