Las prisas por fabricar suficientes unidades del Galaxy Note 7 y un diseño potencialmente al límite de sus posibilidades han sido las causas oficialmente reconocidas por Samsung para explicar las explosiones del los Galaxy Note 7. Claro que en último término la combustión de las baterías se debió a una perforación de la capa aislante entre el ánodo y el cátodo, pero las razones que desembocaron en este fallo, fueron las siguientes.

Samsung Galaxy Note 7 quemado tras la explosión de su batería

La demanda de fabricación de baterías para el Note fue tan elevada que los proveedores decidieron relajar los controles de calidad de las mismas, algo que nunca es buena idea, y menos cuando se trata de un elemento potencialmente peligroso. Por otro lado el diseño curvo de los laterales del terminal forzó a un diseño especial de las baterías que ofrecía menos resistencia física, y era más sensible a posibles cortocircuitos en caso de golpes. A esto contribuyó sin duda, el gran tamaño de la batería que ofrecía una capacidad aún mayor que la anterior generación.

Esta info-grafía muestra visualmente cómo el diseño curvo de las baterías era potencialmente peligroso, especialmente en las esquinas, para la integridad del equipo.

info galaxy note

Comments

comments