La agrupación de Maykel Blanco y su Salsa Mayor irrumpió hace algunas semanas en el panorama sonoro de los Estados Unidos con una corta pero exitosa gira. Así la catalogó el líder del grupo en declaraciones al medio estadounidense Diario Las Américas.

“Fue una gira corta, pero muy bonita. En un período de siete días, hicimos cinco conciertos en ciudades como Nueva York, New Jersey y Miami. Realmente estoy muy contento por todo lo que ha sucedido, el público nos apoyó fuertemente y nos recibió con los brazos abiertos, un triunfo no solo para la timba cubana, sino para la música en general”, explicó el arreglista, pianista y compositor.

“Aunque la música popular cubana desde hace unos cinco o seis años tiene un mercado internacional muy amplio, y por supuesto, una gran popularidad en Cuba, Estados Unidos siempre fue una plaza difícil de conquistar. Es alucinante ser una de las agrupaciones que está trayendo este género aquí y contar con el aplauso del público, lo que nos crea un respaldo para promover nuestra música.

“Tratamos de hacer la música con la mayor calidad posible y con una alta dosis de cubanía. También cuenta el esfuerzo y la dedicación que ponemos en las tantas horas de ensayos para que el público se sienta identificado en cada concierto o producción discográfica que lanzamos. Nuestros resultados no son solo gracias a la orquesta, también hay muchas personas relacionadas que nos ayudan a lograrlos”, aclaró el músico.

Sobre los intercambios entre Estados Unidos y Cuba en materia cultural, el artista comentó: “Los resultados de este apertura ya se están viendo y creo que es una gran posibilidad para todos los músicos y artistas cubanos. Creo que este vínculo que se está edificando será de gran beneficio para todos”.

Según adelantó Blanco el año que comienza, como los anteriores, será de mucho trabajo para la agrupación pues planean visitar más de 36 países entre los que señaló a Estados Unidos, territorio donde ya agendan próximos conciertos. Mencionó también que actuarán en escenarios de Asia y América Latina y pretenden seguir trabajando en las plazas más importantes de Cuba.

La orquesta, próxima a celebrar los 12 años de fundada, busca alcanzar otros públicos. Actualmente promueven su disco Que no me quiten la fe, integrado fundamentalmente por piezas de música bailable con un distintivo sabor cubano. Al decir de Blanco, Salsa Mayor apuesta en cada producción musical por defender su propio estilo y respetar el gusto del público que le ha seguido todo este tiempo. Quizás esté en esa fórmula la clave de su éxito.

Comments

comments