Esto es arte y lo demás son tonterías, pensarán algunos. El autor de esta obra de locura para unos y deliciosa para otros ha sido el escultor David Bradley el cual fue requerido para este trabajo por parte del Festival East Village Cheese and Wine de Londres, en donde se exhibió dicha escultura.

Nada más y nada menos que 20 kilos de queso Cheddar han sido necesarios para terminar esta obra de arte, que porque sea de queso no deja de serlo y hasta 28 horas de trabajo fueron las necesarias.

La escultura está basada en una imagen que, por cierto compartimos desde Maxxyes, en el día en que Beyoncé posó tan sexy su embarazo para unas cámaras en una sesión de fotos, esta es la imagen de la escultura:

 

Beyoncé ‪sculpture‬ made out of cheese 🧀👶🏽👶🏽🌸🌷💐🌺

Una publicación compartida de Beyoncé (@beylite) el

 

Y esta otra la que lo ha inspirado:

Comments

comments