Hace pocas semanas conocí de una estación de radio que con el nombre “Cubatón y Más” acapara la atención de los cubanos que amamos lo más actual de la música cubana y los medios de comunicación, o nos hemos visto envueltos en estudios de radio y cerca de un micrófono desde la adolescencia.

De momento, en las redes sociales comencé a leer sobre un evento que para el 20 de noviembre venidero reunirá a lo mejor de la música urbana cubana en la Florida, y se trata del Cubatonazo.

¿Pero, que decir detrás de esta novedosa estación, la primera de su tipo en Estados Unidos y un evento que se espera con ansias dentro de pocos días?

Es interesante destacar todo el empeño y sueño materializado de un gran equipo y de un hombre con orígenes cubanos que lleva hasta cada radio de Miami un pedazo de Cuba tocando su música. Este hombre de éxitos es Jesús Salas, conocidísima personalidad de los medios de comunicación especialmente radiales en Estados Unidos quien hoy tiene el mundo a su favor.

Y digo el mundo porque los que amamos de verdad la radio y sentimos en lo más profundo erizarse nuestra piel escuchando el sonido inigualable de Ritmo 95.3, nos damos cuenta que hay puesto un empeño inmenso en que este nuevo producto radial llegue para quedarse.

Felicidades para una personalidad, hombre sencillo, observador, conocedor y estudioso de un proyecto que ha tenido muy a bien y del cual millones de cubanos le están agradecidos.

La radio aunque no se ve es mucho más apasionante que la televisión, y a pesar de que los rostros se escuchen y a veces no imaginemos de quien se trata, vale la pena visualizar a Salas no como hombre de éxitos desde la parte productiva de esta radio, sino desde un locutor hispano con un lenguaje e idioma español claro, que al escucharse a través de un micrófono impacta a todos, pocas veces logrado por colegas que han nacido en Estados Unidos y no conquistan convencernos cuando les escuchamos.

Escribo emocionado, contando las horas, atado desde aquí por muchas razones y a solo unos cuantos kilómetros de un sitio que acogerá el Cubatonazo al cual quisiera ir apostándolo todo pero siendo en realidad un sueño inalcanzable.

Desde ya tiendo mi mano a los que como yo detrás de un micrófono y en una cabina de radio apoyamos la música cubana, y a los que desde la radio en Cuba hemos luchado ininterrumpidamente por más de diez años de que la música urbana logre el lugar que se merece.

Sería la mejor bendición de la vida haber estado la noche de ese gran Cubatonazo allí, junto a mis músicos, a mi gente cubana y a los colegas del “Cubatón y Más” como Jesús Salas, que sin dudas siente la música y la radio por dentro.

Simple Share Buttons