En éstos momentos hay 147 mil 500 partículas de plástico por metro cuadrado en el Mediterráneo, lo que representa más de mil 455 toneladas en la superficie. Una investigación reciente que se inició en el 2010, se enmarca dentro del proyecto Nixe III, que recorrió todo este mar para recoger 71 muestras en la superficie y comprobar cómo ha cambiado en los últimos cien años.

Como herramienta, los investigadores usaron una red que recopila evidencia a 25 centímetros de profundidad desde la superficie del mar, pues esta parte superficial es solo un pequeño porcentaje de lo que luego habrá en la columna de agua y en el fondo marino, que es mucho mayor.

Un aspecto relevante es el tamaño de los plásticos, la mayoría son micro -que miden menos de cinco milímetros-, y se debe a la descomposición de los materiales en el agua. Por otra parte se ha confirmado que el 97 por ciento de los residuos hallados en el Mediterraneo son plásticos. Y desde la invención de este material en 1909, se han encontrado 579,3 gramos por kilómetro cuadrado.

En 2011, los estudiosos partieron de Mallorca con destino a la costa de Italia pasando por el norte de Sicilia; y en 2013 fueron hacia las Islas Jónicas de Grecia. Estos dos viajes tuvieron como objetivo analizar con detalle las islas Baleares.

Dichos recorridos, les permitieron afirmar que cuanto más cerca de la costa, mayor acumulación de plásticos, como por ejemplo, en las calas de Menorca o el norte de Sicilia.

Además de estas concentraciones en la costa, también encontraron que en el Mediterráneo existen ciertos puntos más proclives a la acumulación de residuos.

Sin embargo, por la alta variación de las corrientes marinas en este mar, aún no pueden concluir si se trata de verdaderos puntos de acumulación o son lugares espontáneos que cambian con el tiempo y se desplazan cuando se modifican las corrientes.

Simple Share Buttons