El poderoso huracán Matthew el más intenso del Atlántico en cerca de una década dejó Cuba esta madrugada y se dirige a Bahamas y Florida tras su devastador paso por la isla y Haití.

Matthew se desplaza al norte con una velocidad de traslación de 13 kilómetros por hora, localizándose su centro a las tres de la madrugada en los 20.8 grados de latitud norte y los 74.4 grados de longitud oeste, posición que lo sitúa a unos 45 kilómetros al nortenordeste de la ciudad de Baracoa y a 60 kilómetros al nortenoroeste de Punta de Maisí.

Los vientos máximos sostenidos de Matthew han disminuido hasta 205 kilómetros por hora por lo que ahora es un intenso huracán categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco, manteniéndose todavía como un intenso huracán. Su presión central ascendió hasta 962 hectoPascal.

La pared del ojo del intenso huracán Matthew azotó por varias horas a los municipios de Imías, Maisí y Baracoa, en la provincia de Guantánamo, con vientos estimados entre 200 y 250 kilómetros por hora y rachas superiores.

Persisten las fuertes inundaciones costeras, con una sobreelevación del mar entre 3 y 4 metros y olas entre 6 y 8 metros al norte de las provincias de Guantánamo y Holguín, las que serán de moderadas a fuertes desde Las Tunas hasta Camagüey. En la cayería norte de Ciego de Ávila se iniciarán ligeras inundaciones costeras.

El evento meteorológico tocó tierra en el extremo este de Cuba a las seis de la tarde del martes después de que haber golpeado fuertemente República Dominicana, donde dejó cuatro muertos, y Haití, donde el saldo provisional es de diez muertos, 14.000 desplazados y severos daños materiales, aunque se espera que éstas cifras aumenten al amanecer en esta zona del caribe.

A Cuba, Matthew llegó como huracán de categoría 4. El ojo de la tormenta entró a 105 km de Guantánamo con ráfagas de viento de hasta 220 km/h. Al dejar la isla caribeña, las ráfagas bajaron a 215 km/h, aunque seguía considerado categoría 4. Los vientos huracanados se extienden a lo largo de 75 km alrededor del ojo.

Matthew continuará en dirección norte durante las próximas horas y el miércoles girará hacia el noroeste. Durante el jueves atravesará Bahamas y la noche de mañana pasará “muy cerca” de la costa este de la Florida.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos amplió las zonas de la península de Florida que considera en peligro de verse afectadas por vientos huracanados el jueves y considera ya a esos territorios en Alerta.

El huracán Matthew causó varias muertes y provocó daños en al menos 200 viviendas de Haití, pues fuertes lluvias y vientos dejaron asiladas a 31 localidades, pues varias comunidades quedaron anegadas por el agua. Muchos edificios han perdido sus techos por los fuertes vientos y muchas de las casas más débiles han sido destruidas.

Con las calles inundadas por la marejada también en República Dominicana se van sintiendo los estragos aun sin amanecer y los deslizamientos de tierra producidos por las lluvias han sido notablemente fuertes provocando lamentablemente las muertes de dos niñas de ocho y diez años, un niño de cinco años, y un oficial retirado.

El presidente interino de Hatí, Jocelerme Privert, acaba de informar que algunas personas que no habían respetado las alertas habían muerto, y que a esta hora es complicado definir cifras pero el golpe ha sido brutal y las condiciones son atroces.

Matthew llegó a un Haití empobrecido que todavía trata de recuperarse del terremoto de 2010 que mató a más de 200.000 personas, y una epidemia de cólera que llegó después del sismo.

Ya tras golpear a Cuba desde las 18 horas del martes el potente huracán atravesará las Bahamas con una trayectoria noroccidental, pasando cerca de la costa este de Florida al finalizar la semana, pero ya la Florida y partes de Carolina del Norte han declarado estados de emergencia.

El huracán es considerado es el más poderoso de la región desde Félix, en 2007 y desde las últimas horas se reporta la formación de una nueva tormenta tropical “Nicole” que se encuentra a 840 km al noroeste de San Juan Puerto Rico con vientos máximos sostenidos de 85 km/h con ráfagas más fuertes.

Si el huracán Matthew impacta directamente en la Florida, podría haber una destrucción masiva que no hemos visto desde el huracán Andrew que devastó el condado Miami-Dade en 1992.

A las 17 horas del martes el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que los modelos computarizados han cambiado el rumbo de Matthew hacia el oeste después de tres días, lo que coloca a la Florida y la costa este de Estados Unidos en un mayor riesgo. Pues la tormenta que eestuvo ubicada a 225 millas al suroeste de Puerto Príncipe, Haití, con una velocidad de traslación de 7 miilas por hora mantuvo vientos sostenidos de 140 mph, lo que mantiene al tenebroso huracán como un potente evento de Categoría 4.

Aunque los meteorólogos han estado preocupados con el pronóstico a largo plazo —después de tres días el rumbo puede haber cambiado en un máximo de 175 millas— indicaron que los modelos del lunes por la tarde cambiaron en respuesta al fortalecimiento de una cresta subtropical. Una cresta pronunciada llevaría la tormenta hacia el noroeste.

Si bien la mayor parte de los modelos por computadora a cinco días sitúan a la península floridana en el borde exterior del cono de acción, los meteorólogos advirtieron que es pronto para descartar totalmente que no impacte en la costa este del estado.

La Guardia Costera de Estados Unidos urgió a los navegantes a comenzar los preparativos, como asegurar las embarcaciones y estar listos para una eventual evacuación. Pues se solicita a los propietarios de grandes embarcaciones moverlas a puertos seguros en los que estarán menos expuestos a sufrir daños o a guardar, los más pequeños, en lugares cubiertos.

Mientras, las principales líneas de cruceros empezaron a variar sus rutas por el Caribe para evadir especialmente el archipiélago de Bahamas.

Carnival, Royal Caribbean y Disney anunciaron cambios en sus itinerarios para escapar a dicha trayectoria, según medios locales.

“Debido al carácter impredecible de los sistemas meteorológicos tropicales, y con la seguridad de los pasajeros y la tripulación como nuestra prioridad, estamos haciendo cambios prudentes para mantener el barco fuera de peligro”, aseguró Carnival en un comunicado.

El crucero Elation, que parte de Jacksonville, en el norte de Florida, no visitará esta semana Half Moon Cay y Nassau, en Bahamas, e irá en cambio a Freeport, en dicho archipiélago, y Cayo Hueso, en el extremo sur del estado.

El crucero de Disney Dream, que parte del Puerto de Cañaveral, en el norte del estado, evadirá también Nassau y Castaway Cay, y en reemplazó incluirá esta semana a Cozumel, en México.

Royal Caribbean reemplazó CocoCay, en Bahamas, por una parada en San Juan, Puerto Rico, en la ruta de su barco Freedom of the Seas, que también sale de Cabo Cañaveral, en el centro de Florida.

Simple Share Buttons