El Parque Nacional Ciénaga de Zapata, de la provincia de Matanzas, y el de los Everglades, en la Florida, Estados Unidos, quedaron hermanados esta semana que ya cierra con la firma en Washington de un acuerdo que contribuirá a la mejoría de la gestión ambiental de esas áreas.

Según un comunicado de la Cancillería cubana, el propósito de este hermanamiento es lograr mejores indicadores en la gestión ambiental de las dos áreas protegidas, a través del intercambio de información.

José Ramón Cabañas, embajador cubano en la capital norteamericana, suscribió el convenio que potenciará las prácticas modernas para el manejo sostenible de los recursos que conservan y de los conocimientos científicos en esta esfera.

Por la parte estadounidense firmó el documento Pedro Ramos, superintendente del Parque Nacional de los Everglades.

El texto fue adoptado al amparo del Memorando de Entendimiento sobre la Conservación de la Fauna Silvestre y las Áreas Terrestres Nacionales Protegidas, firmado el 21 de diciembre del 2016, también en Washington.

Comments

comments