Rafael Lay (hijo), heredero musical del maestro y fundador de la Orquesta Aragón, comentó recientemente a la Televisión Cubana que la tercera generación de la agrupación ya se está preparando para continuar el trabajo iniciado hace más de 60 años.

“Nosotros, como una segunda generación, siempre hemos tenido a la espalda la obra gigante que nos legó la primera generación de La Aragón. Así la asumimos y, por supuesto, hemos hecho aportes acordes a nuestro tiempo. El repertorio se ha ido incrementando, respondiendo a las sonoridades y la actualidad que nos toca”, afirmó Rafael Lay.

“Creo que está surgiendo una tercera generación de aragones, pues ya los nietos se vienen incluyendo en el trabajo. Ellos están experimentando qué cosa es La Aragón y se impresionan incluso de cada presentación nuestra. Les toca la continuidad de la orquesta, y los estamos preparando para que tengan la posibilidad de continuar el sonido establecido dentro de ámbito musical cubano”, apuntó.

La primera presentación fuera de Cuba de la Orquesta Aragón tuvo lugar en el año 1956, en los carnavales de Panamá, en una época cuando la música cubana era un boom en Latinoamérica. A partir de entonces La Aragón se ha presentado en más de 40 países, lo cual le ha permitido ser una de las orquestas cubanas más reconocidas a nivel mundial.

“Hasta ahora hemos mantenido y seguiremos manteniendo la sonoridad e identidad de la orquesta, con nuestros violines y nuestra flauta y la manera peculiar con que interpretamos la música cubana. Considero que este es uno de los logros de La Aragón.

“El objetivo fundamental de la orquesta ha sido siempre hacer música para el público, una música bonita y agradable. Realmente funcionó pues la gente escucha nuestras canciones, nos emociona que les guste más vernos en vivo que escucharnos en un disco. Creo que es uno de los logros más interesantes de la orquesta”, concluyó.

Simple Share Buttons