Los trabajadores estatales que ganen más de 500 pesos deberán pagar el 5 % de su salario a la seguridad social, mientras los bicitaxistas sin residencia en La Habana Vieja y Centro Habana no podrán trabajar en el área.

A partir de octubre se pondrá en vigor para los trabajadores de empresas estatales el pago de una contribución especial a la seguridad social y de un nuevo tipo de impuestos sobre los ingresos para ese tipo de trabajadores.

La medida, creada con el objetivo de disminuir el presupuesto que el Estado cubano destina para financiar los gastos públicos, ha provocado polémica entre los diversos sectores de la sociedad cubana.

Unos la critican y otros la defienden, según las opiniones recogidas en la isla por reporteros de Cubanet.

Precisamente son los bajos salarios que devengan la mayoría de los trabajadores en Cuba lo que preocupa a muchos, pues ya el poder adquisitivo de la población no le permite tener un nivel de vida decente, y encima le imponen un gravamen, señalaron cuentapropistas consultados.

FUENTE: MARTINOTICIAS

Simple Share Buttons