La implementación de barreras vehiculares en el transitado peaje a esta ciudad balneario, constituye reciente expresión de las acciones de reordenamiento del corredor turístico existente entre la urbe de Matanzas y el afamado polo de sol y playa.

Beneficiar la imagen del espacio, potenciar el control interno, y mejorar la calidad del servicio, resultan objetivos de la nueva tecnología que, colocada desde el cinco de agosto último se mantendrá a prueba hasta mediados de septiembre, explicó Odalys Siska Llopiz, administradora del peaje.

En seis carriles de circulación existen barreras que se desplazan de forma automática debido a un mecanismo detector de presencia, proceso que beneficia la organización del paso de los vehículos y constituye un elemento más que tributa al control estadístico.

Siska Llopiz insistió en la necesidad de que los ciudadanos se identifiquen con el mecanismo, y ganen cultura sobre el sistema de peaje que internacionalmente incluye barreras; hasta la fecha se registran siete incidentes por indisciplina y desconocimiento de los conductores.

La actualización tecnológica en la estación rumbo a la Península de Hicacos responde a las peticiones de ciudadanos y trabajadores conscientes de la necesidad de potenciar la calidad y protección en una ruta por la cual transitan personas procedentes de las más diversas latitudes.

Según Siska Llopiz, en temporada de verano el peaje de Varadero registra diariamente el paso de más de 12 mil vehículos, y el dinero que recauda la instalación se ingresa al presupuesto estatal.

(Reproducido desde la Agencia Cubana de Noticias)

Simple Share Buttons