Según hemos podido saber por algunos medios, el estado de salud del bebé que recientemente cayó desde un cuarto piso en la ciudad de Miami, concretamente en Hialeah, sigue luchando por su vida.

Desde el Hospital Jackson Memorial, donde se encuentra el pequeño afectado por este desafortunado accidente se informa de que en el momento de la tragedia, recibieron una llamada del 911 que informaba que un bebé había caído desde un cuarto piso en la calle 68 al oeste de Hialeah.

La caída fue tan fuerte que provocó en el bebé una fuerte hemorragia tanto por la nariz como por los oídos, hecho que hizo temerse lo peor a los médicos, además de una consciencia intermitente, lo que ya daba señales de una fuerte anomalía cerebral causada por la caída.

En estos momentos, el Departamento de Niños y Familia está abriendo una fuerte investigación para esclarecer los hechos de qué pasó realmente con el pequeño y el por qué se produjo la caída.

 

 

Comments

comments