Pavel Lainka, un joven árbitro de hockey de 24 años tuvo la mala suerte de recibir un fuerte impacto en  la cara con el disco. El accidente se produjo en el partido entre equipos sub-16, Warriors Brno y Young Dragons Sumperk, que se disputó el pasado 25 de agosto.

Tras el impacto el árbitro permaneció ingresado durante dos semanas sin que los médicos pudieran remediar su muerte.

Simple Share Buttons