A partir de las medidas tomadas por el Estado cubano en cuanto a la reducción de combustible y el régimen de precios a pagar a los porteadores privados (boteros), la capital del país vivió una temporada difícil a la hora de trasladarse por la ciudad. El transporte público, por su parte, se vio afectado ante la ola de pasajeros que dejó la retirada de cuentapropistas. Debido a esto, la dirección de Transporte de La Habana ha tenido que ir ejecutando una serie de medidas que soporten la gran afluencia de pasajeros sin destino, en un momento, en el que también se suman ahora, producto del inicio del curso escolar, estudiantes de todos los niveles de enseñanza. De estos y otros temas se habló en la tarde del martes en la Mesa Redonda. Cubadebate te invita a intercambiar con directivos del ramo en la capital sobre estos tópicos de amplio interés para la población en su ForoDebate.

¿Y entonces? Mejora o no mejora

Durante la Mesa Redonda, el Ing. José Conesa González, Director General de la Dirección General de Transporte La Habana, comentó sobre los elementos que inciden directamente en el Sistema de Transporte Público, en el cual se agrupan cuatro componentes importantes como el Servicio de transportación (básicos y complementarios), la infraestructura, el marco regulatorio, y contexto urbano.

“Entre las causas principales que generaron estos problemas e impiden la obtención de resultados positivos en la movilidad de la población se destacan la ausencia de una Autoridad territorial que integre los intereses estatales en función de la movilidad; la ausencia de una Estrategia Integral a corto, mediano y largo plazo; mala organización de los servicios básicos y complementarios y mala organización de la atención y desarrollo de la infraestructura en general”, agregó.

Tras este análisis, continúa Conesa González, podemos concluir en que en el caso de La Habana, el servicio de transporte público se ha caracterizado a lo largo de los años por su inestabilidad, insuficiencia y baja calidad, incluso en los momentos de mayor capacidad de transportación.

“Como línea estratégica aprobada, hay elementos fundamentales para garantizar un mejoramiento del transporte en general, donde se destacan la separación de las funciones estatales de las empresariales; darle prioridad al transporte colectivo; incentivar el uso de transporte no motorizado, como la bicicleta; mantener los servicios básicos del transporte de ómnibus públicos y ferrocarril, (bajo un esquema estatal, aplicando nuevas formas organizativas); organizar en Cooperativas los servicios complementarios de transporte, incluyendo las lanchas de Regla, los taxis ruteros, el servicio de ómnibus escolares, el transporte de trabajadores de las entidades estatales y los porteadores privados; entre otras políticas que conforman un documento de 16 puntos importantes”, añadió.

El Director General de Transporte La Habana señaló que esta serie de acciones organizativas posibilitará un incremento de la transportación pública de pasajeros, con una mayor eficiencia en las condiciones actuales del país y sentará las bases para un desarrollo sostenible a largo plazo, que asegure la movilidad de la población.

Reorganizar estructuras ¿Avances en el servicio?

Por su parte, la Msc. Guadalupe Rodríguez Rodríguez, Directora de Planeamiento Dirección General de Transporte La Habana, comentó que partiendo de este principio (separación de las funciones estatales a las empresariales y la creación de la Empresa Provincial de Transporte) se puede decir que esto permitirá dirigir y controlar el cumplimiento de la política estatal que lleva implícito la organización de los servicios, el control y financiamiento para la infraestructura, con el objetivo fundamental de satisfacer las crecientes necesidades de movilidad de la población.

“Dentro de la nueva estructura organizativa se destaca la creación de la Dirección de Pasaje, la encargada de registrar y controlar el cumplimiento de los servicios de los operadores (EPT, ETT, Transmetro, Cooperativas y de los TCP), y la creación de la Dirección de Planeamiento la cual debe organiza los servicios, la planificación de los itinerarios y la programación”.

Además, comenta Guadalupe Rodríguez, se logra implantar el Programa de Desarrollo del Transporte en la capital, que abarca 14 subprogramas en los que destaca la Construcción de Nuevas vías, la ampliación de tramos, la construcción de 24 Estaciones Urbanas de pasajeros, en los principales nudos de transportación de la ciudad, la construcción o rescate de bases de ómnibus y la construcción de Paradas. De las 3030 paradas identificados, el 35% (1060) tienen cubiertas.

“Estamos trabajando en enlaces como el de Berroa- Alamar, donde existen puestos de trabajo y la zona de Alamar es residencial, pero llega más rápido al centro de la ciudad al no existir vialidad. También laboramos en la ampliación de tramos como Vía Blanca, intersección entre Vento con Camagüey, la Ampliación del tramo desde el Café Colón hasta la Calle Maceo, ampliación a 4 carriles de la Calzada de Bejucal, la Calzada de Güines, entre otros muchos puntos.

La Directora de Planeamiento agregó que también se está trabajando con los inspectores no solo para controlar el transporte y los trabajadores de los ómnibus, también están pasando un curso de capacitación para dar un servicio de ayuda y orientación al pasajero.

Trazar la estrategia ¿La luz al final del túnel?

Más adelante, sobre el plan diario de transportación, la Ing. Maribel Poulot Bravo, Directora de Pasaje de la Dirección General de Transporte Provincial La Habana, dijo que el plan diario asciende a 1 200 000 pasajeros, donde intervienen diferentes operadores. Además señaló que la Empresa Provincial de Transporte es el principal actor y cuenta actualmente con 604 ómnibus como promedio diario trabajando (7600 viajes), lo cual representa 1 100 680 pasajeros.

“El resto de los operadores, donde entran las Cooperativa No agropecuaria con los ruteros 1 y 2, tienen un encargo estatal establecido de 11 520 y 13 340 pasajeros diarios respectivamente, lo que representa el 2% del Plan. Además, la Cooperativa SERVIPAS, que  se dedica a la transportación de escolares de la enseñanza especial, brinda apoyo a la población del Cotorro hasta Cuatro Caminos, con un plan 6 200 pasajeros diarios”.

Sobre este tema, Poulot Bravo resaltó que la Empresa de transporte Escolar en sus viajes de retorno también se le ha planificado la transportación de 25 000 pasajeros, así como la Empresa de Transportación de Trabajadores, la cual presta servicio de Taxi bus.

“Es importante señalar que están diseñados en la estructura de la Dirección General diferentes mecanismos de control para verificar el cumplimiento de la calidad de los servicios de transportación de pasajeros por los diferentes operadores. La inspección estatal a nivel provincial y los inspectores de Ayuda al Pasajero en cada departamento municipal, estos últimos ubicados en las paradas con mayor incidencia, brindan la información primaria sobre lo que acontece en la vía pública, esto posibilitará tomar acciones con la inmediatez que se requiera y alertar a los operadores”, agregó Maribel Poulot.

La Directora de Pasaje del Transporte Provincial recordó al público que el mayor termómetro que tiene la entidad de lo que acontece en el ámbito diario es el centro de llamadas al 18820, que funciona las 24 horas para recepcionar cualquier queja y sugerencias, y enfatizó en que la llamada del usuario servirá para mejorar o minimizar las afectaciones al servicio público.

“La dirección de inspección contribuye al ordenamiento de los procesos que generan puntos rojos en la atención a los usuarios del transporte público y aplica medidas correctivas ante las infracciones de la legislación vigente en coordinación con los órganos del MININT, MITRANS y propiamente del CAP dígase la DIS”, concluyó.

¿Cómo se mueve La Habana?

Jorge Luis León Linares, Director Adjunto de la Empresa Provincial de La Habana, al valorar cómo se ha comportado la transportación de pasajeros en la capital en las últimas cuatro décadas, indicó que el mejor año en este sentido fue 1984 con un total de 4.3 millones de pasajeros diarios trasladados en la ciudad. En ese año, agregó, se produjeron 30 mil viajes con unos 1700 ómnibus en explotación.

“ A pesar de esos números existían insatisfacciones con el servicio y se podían apreciar personas colgadas en las puertas de los ómnibus Ikarus”.

Luego de este momento, acotó, estos índices se vieron afectados duramente por el Período Especial, surgiendo nuevas alternativas para la transportación urbana como los famosos “camellos” cuya etapa más crítica fue en el año 2006 cuando solo se lograron transportar 458 mil personas/días en 87 camellos y ciento cinco ómnibus.

“Durante el 2007-2008 se realiza una primera inversión de la cual no se obtuvieron todos los resultados esperados y es a partir de 2011 cuando se traza una nueva estrategia para recuperar de manera paulatina el transporte en la capital”, agregó.

El directivo expresó que de esta manera se logra en el 2014, como resultado de los procesos de esta política, llegar a transportar 1 millón de pasajeros diarios. Entre tanto esta cifra es superada en el 2015, llegando a transportar 1 millón 150 mil pasajeros con más de 600 ómnibus en explotación y 7.000 viajes diarios.

“Enfrentamos el año 2016 con 858 ómnibus en orden de explotación. De ellos 339 articulados y 519 rígidos o convencionales operando en la capital, distribuidos en  103 rutas Alimentadoras o Complementarias y 17 rutas Principales”.

Se informó además que hasta el mes de agosto la Empresa Provincial ha mantenido la cifra superior al millón de pasajeros que es complementada con los demás operadores, (TRANSMETRO – Retorno Escolares – Cooperativas) que hacen 1 150 000 pasajeros.

A pesar de estos discretos resultados Jorge Luis Linares, Director Adjunto de la Empresa Provincial de La Habana, reconoció que la transportación de pasajeros continúa siendo inferior a la demanda a lo que se suma la persistencia de indisciplinas que afectan la calidad del servicio. Entre los aspectos negativos señaló la conducción incorrecta del vehículo, no brindar toda la información al pasajero, parar antes o después de la parada oficial y el cobro del pasaje.

También explicó que hoy la ciudad dispone con 16 terminales de ómnibus, se opera además una flotilla de lanchas que prestan servicios hacia Regla.

Datos adicionales:

Plan anual de pasajeros a transportar / 2016: 412 millones

Plan hasta agosto: 270.7 millones

Real hasta agosto: 250.3 millones

% de cumplimiento: 92.5%

Diferencia 20.3 millones.

Crecimiento / 2015.- 48.4 millones para el 24%.

Al comentar sobre lo acaecido específicamente en estos primeros meses del año dijo que se han transportado entre 1 millón y un millón 500 mil pasajeros diarios aunque hay cierta percepción de mayor aglomeración de personas en las paradas dado a que se ha incrementado el flujo en los últimos meses por la baja presencia de almendrones en las calles durante julio y agosto y las afectaciones de combustible que ha tenido el transporte de los centros de trabajo.

Recuperar lo perdido… mantener lo que se tiene

Otro de los elementos fundamental para lograr la sostenibilidad de estos programas son los planes de mantenimiento y reparación de equipos; los cuales permiten tener niveles de Coeficiente de Disponibilidad Técnica adecuados para la alta demanda.

Sobre este tema el director adjunto de la Dirección Provincial de transporte de La Habana recordó, que en el año 2011 la flota de vehículos articulados de las Empresas Transportistas METROBUS y Ómnibus Urbanos no rebasaba el 58 % de su coeficiente de disponibilidad técnica, entre tanto este mismo indicador era del 65 % las convencionales o rígidos.

“En aquel momento teníamos 521 ómnibus y dábamos cerca de los 6000 viajes y transportamos unos 900 mil pasajeros”, añadió.

A partir de 2013 se traza un programa para la recuperación paulatinas de carros- agregó León Linares- poniendo en explotación 232 ómnibus en el año 2015.

“También se implementó un programa de reparación capital para aquellos ómnibus con más de cinco años de explotación, con una reposición de un 60 % de sus componentes, para alargar su vida útil hasta 10 años. En esta etapa se han reparado 386 ómnibus ”.

Otra de las políticas trazadas fue la renovación del parque vehicular, por lo que desde el año 2012 entran 90 ómnibus nuevos.

“Son 30 articulados y 60 ómnibus rígidos, para aquellas terminales con mayor deterioro. Aunque debemos aclarar que han ocurrido corrimientos con las fechas de arribo de estos equipos.”, señaló.

El director adjunto de la Empresa Provincial de Transporte en La Habana, agregó que además de la compra de equipos nuevos se ha garantizado las Partes y piezas necesarias para la atención técnica de los equipos.

Durante los años 2013 al 2016 se han invertido más de 12 millones y hasta 19 millones de pesos en la adquisición del costo de explotación para la sostenibilidad del parque a través de la importación.

También se explicó en el espacio radio-televisivo que se aplican otras medidas para aumentar la calidad de los servicios que se prestan como dar prioridad en la circulación de los ómnibus en vías y tramos como lo logrado en el corredor de Boyeros; la aplicación de un nuevo Sistema de Gestión en las Terminales de Ómnibus de manera piloto en las UEB Terminales de Ómnibus Guanabo y Santa Amalia; y la continuación del proceso de reordenamiento teniendo en cuenta los estudios de movilidad y el escalonamiento del servicio como el efectuado en la zona este de la ciudad. Se prevé la construcción de nuevas paradas y de nuevas terminales para la conexión de rutas en lugares estratégicos de la ciudad.

¡Chófer, pare el taxi!

En los minutos finales de la Mesa Redonda se evaluó el impacto de otros operadores del transporte que intervienen en la movilidad de pasajeros.

Al respecto Maribel Poulot Bravo, Directora de Pasaje de la Dirección General de Transporte Provincial, comentó que el 92 % de todos los porteadores privados corresponde a la transportación de pasajeros, logrando mover unas 160 mil personas diarias.

“En la ciudad están inscriptos como trabajadores por cuenta propia en la actividad de transporte,  un total de 7 579 propietarios de vehículos quienes poseen en su totalidad 5 704 contratados (el 43 %) para un total de 13 283 trabajadores. Del total anunciado, ejercen la actividad de transportación de pasajeros 12 292  lo que representa el 92 % de ellos 7 413 propietarios y  5 579 contratados”.

Sin embargo persisten algunas dificultades como el estado de la Contratación entre propietarios de medios con licencia de operación del transporte y sus trabajadores contratados.

“De los 7413 propietarios, el 39% (2901) TCP no se auxilian de trabajadores contratados para prestar el servicio, el resto de los propietarios poseen entre 1 y 4 trabajadores, vinculados mediante un contrato según se establece en la Ley 116 Código de Trabajo, requisito imprescindible  para efectuar el trámite en los departamentos municipales de transporte. No obstante, no ha disminuido la fluctuación de este trabajador, en un año de vigencia que posee la LOT se cambian como promedio hasta 3 contratados por propietarios, por diversas causas”.

Más adelante apuntó que otra dificultad es la verificación de la información periódica con licencia de conducción de los titulares de Licencia de Operación de Transporte y sus trabajadores contratados.

Luego de una mejor organización en los últimos meses y el trabajo coordinado entre el Mitrans y la Comisión Provincial de Seguridad Vial se han entregado a la PNR  3002  conductores poseedores de LOT  de los cuales se han recibido respuesta 2949. De ellos por infracciones se han informado por la PNR,  517 de los cuales a nivel de provincia se han cancelado 374 y el resto se le han aplicado otras medidas como recalificación.

Principales ilegalidades y violaciones que se presentan en el ejercicio del trabajo por cuenta propia.

  1.    Ejercicio del trabajo por cuenta propia con la Licencia de Operación del Transporte vencida.
  2.    Personas realizando el trabajo por cuenta propia sin estar autorizados en la Licencia de Operación del transporte como chofer ayudante.
  3.    Prestación del trabajo por cuenta propia con un vehículo sin la actualización de la Revisión Técnica Automotor o con un estado técnico deficiente.
  4.    Exceso de pasajeros en el medio de transporte, según lo autorizado en la Licencia de Operación del Transporte.
  5.    Ejercicio del trabajo por cuenta propia sin poseer la correspondiente Licencia de Operación del Transporte.

Un tema que no podía faltar en el programa fue las medidas adoptadas por el gobierno de la capital por las quejas de la población ante el incremento del precio del pasaje de los porteadores privados. En los últimos meses muchos “boteros” se desaparecieron de las calles habaneras entre tanto otros fragmentaron sus recorridos para eludir las nuevas medidas.

Para explicar de las acciones que se seguirán acometiendo al respecto, el Ingeniero José Conesa González, Director General de la Dirección provincial de Transporte de La Habana aclaró que  este servicio no está organizado.

“Es un servicio complementario que juegan un papel importante ante la insatisfacción de la demanda por el principal operador, por las diferentes causas que se han dicho”, acotó.

Agregó además que este servicio hay que integrarlo como el resto de los operadores, pues los últimos tiempos ha presentado un incremento en los precios.

Lo lógico en este servicio fuera que:

– Estuvieran ordenados en piqueras,

–  Que prestarán servicio en corredores autorizados, con la posibilidad de servicio libre.

– Los medios con mayor capacidad, camiones o camionetas, estuvieran basificados en las empresas transportistas, con asignación de rutas y horarios, con igual de tratamiento que el operador principal.

– Que hubiesen tarifas preestablecidas por tramos.

– Con la posibilidad de acceder a los principales recursos para la prestación de los servicio, al igual que los operadores estatales.

– Que tuvieran definidos requisitos de calidad para prestar el servicio.

Concluyó que se trata de un problema complejo, al que se le ha tenido que dedicar un mayor tiempo de análisis, porque se requiere implementar o proponer modificaciones de las normas vigentes.

“Pero se está trabaja intensamente y próximamente se deberá presentar la solución definitiva”.

(Reproducido desde CUBADEBATE)

Simple Share Buttons