Xiaomi ha lanzado un concepto de phablet absolutamente diferente a lo que existe en el mercado. Un modelo casi sin bordes.

Además lo han hecho en colaboración con el conocido diseñador industrial Philippe Starck. El resultado es Mi Mix, un dispositivo futurista que destaca por su pantalla de 6,4 pulgadas insertada en un cuerpo que apenas de percibe, ya que más del 91% de la vista frontal corresponde a la pantalla. Por eso parece que el Mi Mix es todo pantalla y no tiene bordes.

En términos estéticos es un dispositivo tremendamente atractivo gracias a esta pantalla de laterales curvados que parece “flotar” al no verse casi los bordes (del cuerpo). Y esta percepción se incrementa con un cuerpo cerámico. Un material poco habitual en esta gama de productos y que ofrece un acabado de lujo, sin los problemas del metal.

xiaomi-mi-mix-4

Pero non es menos importante el apartado técnico donde se encuentra un procesador Qualcomm Snapdragon 821 (@2.35 GHz) con 6 GB de RAM LPDDR4 y hasta 256 GB de almacenamiento, alimentado con una batería de 4.400 mAh y Quick Charge 3.0.

Lo cierto es que ajustar el ratio de pantalla/cuerpo al 91,3% es una labor de ingeniería y diseño, no exenta de sacrificios, aunque desde Xiaomi aseguran que cuenta con los habituales sensores y componentes… solo que con algunas modificaciones. Por ejemplo han reemplazado sensor de proximidad por ultrasonidos, el altavoz por una pieza conductora de cerámica y han situado la cámara frontal en el marco inferior.

xiaomi-mi-mix-price

Tal vez por eso han denominado al Mi Mix como un dispositivo conceptual, aunque aseguran que llegará al mercado en dos versiones. El modelo sencillo de 4 RAM  y 128 GB costará 3.499 yuanes (470 €), mientras que el modelo superior (6 RAM y 256 GB) alcanzará los 3.999 yuanes (540 €).

Simple Share Buttons