El famoso cantante se encontraba detenido y en prisión desde el martes por la tarde, después de entregarse él mismo a la justicia después de una orden dictada por una jueza del estado de Virginia.

“Luis Miguel Gallego Basteri, se entregó esta mañana a las autoridades de Los Angeles”, declaró a la agencia AP Matthew Cordova subjefe del departamento de policía.

El artista debe presentarse el 11 de mayo en la corte donde se tramitará la demanda que han interpuesto contra él por la supuesta deuda proveniente de un incumplimiento de contrato con Brockhaus. Éste, que es su ex manager, le exige a Luis Miguel una indemnización de más de un millón de dólares incluyendo intereses y honorarios de los abogados.

Además el cantante ya se enfrenta a otros pleitos de tres millones de dólares que vienen de un préstamo que no reembolsó cuando estaba pactado y otro pleito con Alejandro Fernández por una gira que debía realizar y no realizó.

 

 

Comments

comments