Una investigación presentada este 24 de noviembre en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica, Estados Unidos, sugiere a los niños que tomen clases musicales para aumentar las conexiones neurológicas de sus cerebros.

Según los expertos, hacer música puede ser útil en el tratamiento de trastornos como la hiperactividad, el déficit de atención o el autismo en los pequeños.

La autora principal de la indagación, Pilar Dies-Suárez, explicó que cuando un niño recibe instrucción musical se pide a su cerebro que complete ciertas tareas, las cuales involucran habilidades sociales, de la emoción, la cognición, motoras y auditivas.

Añadió la experta que esas acciones, que parecen activar las diferentes áreas en el cerebro, pueden producirse por la necesidad de crear más conexiones entre los dos hemisferios cerebrales.

Para llevar a cabo el estudio los especialistas analizaron a 23 niños sanos de entre cinco y seis años de edad, diestros y sin antecedentes de trastornos sensoriales, neurológicos o de percepción. Además ninguno había sido entrenado anteriormente en disciplinas artísticas.

Simple Share Buttons