La cantante Lady Gaga volvió al bar de Nueva York donde empezó su carrera hace años ante una audiencia que incluyó a Robert De Niro y Helen Mirren, en la víspera del lanzamiento de su nuevo álbum “Joanne”.

Gaga, quien lanzó su nuevo disco este viernes, interpretó varias canciones del albúm en The Bitter End. Pasó del piano a la guitarra, acompañada por una banda que incluyó a Mark Ronson, quien produjo el nuevo disco, y a Hillary Lindsey, quien coescribió con ella las canciones. También estuvieron presentes admiradores acérrimos y personas de la industria musical.

La ganadora del Grammy, quien creció en Nueva York, cantó temas como “Million Reasons” y “Joanne”, un homenaje a una tía que murió de lupus a los 19 años, antes de que Gaga naciera, aunque Joanne es su segundo nombre.

Tras su actuación adentro del bar, Gaga cantó afuera para sus fans e incluso interpretó dos canciones más, mientras fans y residentes la vitoreaban.

El espectáculo al que también asistieron los padres de Gaga, Abbi Jacobson e Ilana Glazer de la serie “Broad City” de Comedy Central, fue el segundo de su gira Dive Bar Tour con Bud Light. El primero lo dio hace dos semanas en Nashville, Tennessee. Una tercera presentación aun en un lugar no revelado, está previsto para el 27 de octubre.

Simple Share Buttons