Mientras los cubanos despiden para siempre a Fidel Castro en La Habana, los países de la Unión Europea (UE) dieron este martes luz verde a la firma y aplicación provisional del acuerdo de cooperación y diálogo político con Cuba, y a la derogación de la “posición común”, la política unilateral y restrictiva que aplicaba la UE a la isla desde 1996.

La UE y Cuba concluyeron sus negociaciones bilaterales de un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación (PDCA) el 11 de marzo de 2016. Ese acuerdo abre una nueva era en las relaciones bilaterales, limitadas hasta ahora por la llamada “posición común”, que desde 1996, e impulsada por el Gobierno español encabezado entonces por José María Aznar, supeditaba cualquier nexo a avances en la democratización y los derechos humanos en la isla. Las autoridades cubanas siempre han considerado esa política como un escollo para unas relaciones plenas con la UE

La decisión se tomó hoy a nivel de los embajadores de la Unión en Bruselas, y se espera que sea confirmada próximamente por el Consejo de la UE, indicaron fuentes comunitarias. A continuación, el Consejo de Ministros de la UE deberá aprobar también la decisión de hoy, algo que podría ocurrir en la sesión de los titulares de Finanzas el próximo martes, según fuentes consultadas. La firma conjunta (con representantes de los 28 países de la Unión y Cuba) está prevista para el próximo 12 de diciembre en Bruselas.

La UE es el tercer socio comercial de Cuba tras Venezuela y China y también el principal inversor extranjero en la isla, en un momento en que el Gobierno cubano ha reconocido la importancia del capital foráneo para desarrollar la economía del país caribeño.

Simple Share Buttons