Los Pichy Boys fueron sorprendidos por la policía cuando filmaban una escena con pistolas y diversas persecuciones y al parecer los vecinos se asustaron y llamaron a la policía.

Después de todo, la escena quedó en una anécdota cuando la policía acabó haciéndose unas fotos con ellos después de recomendarles que fueran a otro lado a grabar esas escenas.

Simple Share Buttons