La acción polémica del partido la tuvimos cuando Piqué hizo una mano dentro del área, mano que se declaró fortuita e involuntaria y que por lo tanto no se debía pitar penalti ya que no modificaba la trayectoria del balón, acierto del árbitro Damir Skomina.

14750892307449

Simple Share Buttons