Kim Kardashian fue vista en Los Ángeles la noche del lunes. Acompañada de su mejor amigo, Jonathan Cheban, la socialité llevaba un abrigo blanco, sandalias del mismo color y un helado en la mano.

El ya famoso robo de joyas a Kardashian ocurrió el pasado lunes 3 de octubre cuando hombres vestidos como policías ingresaron al edificio donde esta se hospedaba, ubicado en el elegante barrio parisino de La Madeleine. Los ladrones lograron encerrarla en un baño y atarla, para entonces robarle un anillo de casi 4.5 millones de dólares y otras joyas cuyo precio supera los 5 millones de dólares.Esta es la primera vez que Kim Kardashian se deja ver el rostro desde que fue víctima de robo a mano armada. El 6 de octubre fue vista con su hija North, pero llevaba su cara cubierta. Hasta el momento, los ladrones no han sido detenidos y se especula que se trata de un grupo de cinco personas.

Simple Share Buttons