La habilidad de los pilotos de la compañía española Air Horizont evitó una terrible desgracia en el aeropuerto de Praga. Dado el fuerte viento que azotaba la zona en ese momento el avión tuvo que cambiar de repente la dirección justo cuando se disponía a aterrizar pero los pilotos evitaron la tragedia inmediatamente.

 

Simple Share Buttons