El nombre de la chica es Miranda, de 19 años de edad y chocó por detrás de un coche de la policía mientras se hacía una foto con el torso desnudo para enviárselo a su pareja por la aplicación Snaptchat.

Se identificó a la joven, estudiante de la Universidad de Texas A&M, mientras ésta le explicaba al agente de policía como habían ocurrido los hechos.

En conclusión, a la chica se le impuso una sanción de 200 dólares por posesión de alcohol por parte de un menor de edad y por conducir en estado de ebriedad. Incluso dentro del coche había una botella de alcohol abierta lo que esclareció los hechos de manera clara.

 

Simple Share Buttons