El hombre de 79 años falleció de forma repentina en el mostrador de la cafetería La Suprema, ubicada en la esquina de Manglar con Infanta.El anciano empezó a temblar y cayó al suelo sin que los servicios médicos pudieran hacer nada por salvarlo.

 

Simple Share Buttons