Las victorias que perduran en el recuerdo tienen esa pizca de fantasía que tanto agrada a los aficionados, y anoche en el American Airlines Arenano fue la excepción. El Miami Heat cortó la racha de siete victorias de manera consecutiva de los Golden State Warriors con un triple del escolta Dion Waiters a falta de seis décimas de segundo del final del tiempo reglamentario.

Ese triple fue la ‘cereza del pastel’ de Waiters, quien estuvo fino en todo el partido, y se ha convertido en términos generales en un elemento clave del Heat, que ha sufrido bastante a lo largo de la campaña. Sin embargo, y a pesar de ocupar el penúltimo lugar de la Conferencia del Este, parece que los de Florida han espantado su mala racha, pues con el triunfo de ayer suman ya cuatro consecutivos, la mejor marca actual en toda la NBA junto con la de los San Antonio Spurs.

Waiters anotó un total de 33 puntos, consiguió cinco rebotes y cuatro asistencias en 33 minutos sobre el parque’.

El esloveno Goran Dragic también fue uno de los héroes de la noche al lograr 19 tantos, seguido del pívot de Carolina del Norte, Hassan Whiteside, quien logró un doble-doble de 10 puntos y 15 rebotes.

Por su parte, Kevin Durant fue el más efectivo para los Warriors con 27 tantos y seis rebotes, seguido de Stephen Curry con un doble-doble de 21 puntos y 10 rebotes, además de ocho asistencias. Pero no fue suficiente para que los Warriors evitaran perder la que hasta ese momento era la mejor racha triunfal de la liga, pues fueron muy castigados por sus constantes errores defensivos a lo largo del encuentro.

FUENTE: LAVANGUARDIA

Comments

comments