Científicos británicos descubrieron en Transilvania (Rumanía) fósiles de un pterosaurio, un gigante reptil volador pariente de los dinosaurios, publica hoy la revista PeerJ.

Los expertos Mark Witton y Darren Naishm de las universidades Portsmouth y Southampton, respectivamente, le dieron el nombre de Hatzegopteryx al ejemplar.

Aunque se han encontrado muchos restos fósiles de varios tipos de pterosaurios en numerosos sitios alrededor del mundo, el Hatzegopteryx es muy diferente, señalaron los científicos.

A diferencia de los miembros de su especie que tenían cuellos largos y patas y eran capaces de comer presas tan grandes como una rata moderna, el ejemplar hallado tenían un cuello corto y grueso, con huesos extremadamente anchos y un relleno esponjoso que le daba aún más fuerza.

Asimismo, por la dimensión de su boca, podía agarrar e ingerir presas mucho más gigantes.

Los investigadores fecharon los restos encontrados a finales del período Cretácico, el tercer, último y también el más extenso de los tres de la Era Mesozoica, el cual se extendió desde hace aproximadamente 145 millones de años, hasta hace 65.

Comments

comments