El puente de Boca de Jaruco en la provincia de Mayabeque, luego de cuatro meses de intensas reparaciones está totalmente abierto para su uso total desde este 29 de septiembre. El conocido paso entre el corredor Habana-Varadero es vía importante, corta y segura entre las tres provincias cubanas La Habana-Mayabeque-Matanzas y viceversa.

Enclavado en la transitada Vía Blanca de la zona norte del occidente cubano, el puente que estuvo a punto de colapsar y fue construido desde 1955 está a solo 40 kilómetros de La Habana y es un paso obligado para quienes recorren la populosa ruta, principalmente para llegar a Varadero o a La Habana. La falta de mantenimiento, el sobrepeso y el ambiente agresivo en el que se ubica el puente por la exposición al salitre, fueron las causas fundamentales del fallo en la estructura.

Simple Share Buttons