Tras analizar muestras de hielo de la Antártida y Groenlandia, científicos descubrieron la evidencia de que el nivel del oxígeno en nuestro planeta se redujo.

 

En los últimos 800 mil años el nivel de oxígeno en la atmósfera ha disminuido un 0,7 por ciento, y está estrechamente vinculado con la evolución de la vida en la Tierra y los cambios en los ciclos biogeoquímicos que influyen en la regulación del clima, pero hasta el momento la comunidad científica se encontraba rendida ante la pregunta sobre los posibles cambios del nivel de ese gas producidos durante un período tan largo.

En el estudio los investigadores proponen dos posibles razones por las que ocurre la disminución del oxígeno; la primera hipótesis apunta a un aumento del índice de la erosión a nivel global, que se debe en gran parte al crecimiento de los glaciares, explica el autor principal del estudio, el geoquímico de la Universidad de Princeton Daniel Stolper.

La erosión, por su parte, aumenta la cantidad de pirita y de carbono orgánico en la atmósfera, ambos componentes que entran en una reacción con el oxígeno, desplazándolo del aire.

Otra posible causa es el enfriamiento del océano, que aumenta la solubilidad del elemento vital en el agua y genera la actividad de los microbios que, al consumir el oxígeno, dejan una cantidad menor del mismo en la atmósfera.

A pesar de que el descubrimiento puede parecer alarmante, Stolper asegura que la caída del nivel de oxígeno es trivial con respecto a los ecosistemas; el investigador comparó la disminución del nivel de oxígeno en un 0,7 por ciento con subir a la trigésima planta de un edificio, señalando que una alteración similar ocurre a unos 100 metros por encima del nivel del mar.

Simple Share Buttons