Una polémica sobre el pastel de la fiesta de Donald Trump pareció desactivarse el sábado.

El problema provino del parecido entre dos pasteles, el del baile de inauguración del presidente Trump era similar a uno del entonces presidente Barack Obama en 2013.

Duff Goldman, de la cadena Food Network, tuiteó imágenes comparando ambos pasteles. Uno de los pasteles fue hecho por Goldman y su pastelería Charm City Cakes, ubicada en Baltimore, para el baile inaugural de Obama en 2013, y el otro era de la pastelería Buttercream Bakeshop de Washington, y fue partido por Trump en el baile inaugural del viernes.

“El pastel de la izquierda es uno que hice para la inauguración de Obama hace cuatro años. El de la derecha es de Trump. Yo no lo hice”, escribió Goldman añadiendo un emoji pensativo. El tuit se volvió viral y al mediodía del sábado había sido retuiteado más de 67.000 veces y tenía 118.000 likes.

 

Comments

comments