Se trata de Alfredo Despaigne, el mejor bateador que aún en estos días vive en la Isla de Cuba, se marcha a Japón para jugar con el Fukuoka SoftBank Hawks de la Liga Profesional de Japón por sueldo que seguramente superará de largo los 10 millones de dólares por temporada.

El cubano se va a un club con mucha historia ya que ha sido 17 veces campeón de la Liga del Pacífico desde que la jugase por primera vez en 1950 ganando en los últimos 6 años hasta tres veces.

“Agradecemos que Despaigne nos haya escogido, expresó el vicepresidente del SoftBank, Sugihiko Mikasa, durante la firma del acuerdo. Es un pelotero muy importante; tenemos confianza en que va a hacer su trabajo y nos ayudará con su poder a ser campeones. Esperamos que llegue a tope a Japón: primero va a jugar el Clásico Mundial, estará de vacaciones con su familia y luego se incorporará al equipo”.

“Tendrán que adaptarse a nuevas y más exigentes formas de entrenamiento, que demanda una tremenda voluntad. Esperamos que trabajen fuerte”, señaló el presidente de la Federación Cubana, Higinio Vélez.

“Con estas firmas damos continuidad al proceso de contrataciones, añadió. Queremos que nuestros peloteros puedan jugar en cualquier país sin restricciones, y después puedan regresar a Cuba y defender los colores de la selección nacional”.

Comments

comments