Cristiano Ronaldo siempre lo vemos como futbolista ejerciendo su trabajo y regalándonos preciosas jugados con su equipo el Real Madrid pero hoy lo vimos en otra faceta que no nos tiene tan acostumbrados a mostrarnos en público. Es bien sabido que Ronaldo es un buen padre y que con su hijo tiene una gran relación y por eso el pasado domingo fue a verlo a su partido con su nuevo equipo el Pozuelo.

captura

La sorpresa llegó para todos cuando después de colocarse detrás de una de las porterías un balón fue fuera por un lance del juego y ejerció trabajo de recogepelotas para devolverle el esférico a los niños para que pudieran seguir el partido. Por cierto, el hijo de Cristiano Ronaldo marcó el gol de la victoria para su equipo (4-3) lo que completó una magnífica mañana para el jugador luso y para su hijo.

 

Simple Share Buttons