Poco confiaba en la decisión del árbitro Cristiano Ronaldo en su gol anulado que hasta aprovechó cuando iba hacia el vestuario para acercarse a un cámara y comprobar si de verdad era fuera de juego, CR vió la jugada y la comentó con el cámara al que le “robó” por un momento su herramienta.

Simple Share Buttons