“El hecho de que nunca he pensado regresar a Cuba, siempre ha sido un tema muy sensible entre mis padres y yo porque ellos se fueron de allí en un intento por encontrar libertad y un futuro mejor para todos nosotros. Es por eso que el poder filmar esta película representa una oportunidad interesante e increíble”, agrega la actriz.

La actriz dice que el cine está sufriendo una transformación muy positiva: “Creo que hemos demostrado nuestro talento. Pienso que de por sí ya es difícil entrar al mundo de la actuación porque hay demasiados actores tratando de obtener el mismo papel, pero ya hemos demostrado que lo podemos hacer. Hemos comenzado a cambiar la imagen que tiene el mundo o Hollywood sobre lo que es una latina, y creo que eso es fantástico”, asegura.