El popular programa televisivo “Jorge Ramos y su Banda” de ESPN Deportes, que goza de toda credibilidad, lo dijo este viernes al escribir en su cuenta de Twitter:

“CONFIRMADO! El clásico del mundo entre Barcelona y Real Madrid se jugará en la ciudad de Miami este verano”.

También se supo que el partido se jugará el sábado 29 de julio y que los dos equipos vendrán con todas sus estrellas.

 A falta de que los organizadores del evento, Revelvent Sports, lo anuncien oficialmente en el mes de marzo, el material de ventas ya hace referencia al Clásico, como apunta nuestro colega Keyvan Heydari en su artículo.

El escenario del Madrid-Barça será el Hard Rock Studium como colofón de la International Champions Cup (ICC) este verano.

La ICC se jugará durante tres semanas entre finales julio y principios de agosto de este 2017, por lo que es muy probable que puedan asistir Cristiano Ronaldo y Tony Kroos, tras culminar su participación en la Copa Confederaciones el 2 de julio.

 La primera página en reportar este partido fue Donbalonusa.com argumentando que era el sueño de los organizadores, que ya estaba confirmada la presencia del club blanco y que solo faltaba la confirmación del Barcelona.

La International Champions Cup se viene jugando en Estados Unidos desde el 2013, con la asistencia de los mejores equipos del mundo y Miami ha sido una de sus sedes, recibiendo la final del 2013 entre el Real Madrid y el Chelsea.

Y aunque Barcelona ha participado en este torneo de verano nunca se ha visto las caras con el Madrid, por lo que esta será una ocasión muy especial, de una gran magnitud, que se espera que llegue al nivel de Super Bowl.

 Será una gran ocasión para ver a las grandes estrellas del fútbol mundial, al no haber este año ni Copa América, ni Eurocopa.

Que Miami sea escogida para tal evento habla muy bien de la importancia que le concede el fútbol mundial a la Capital del Sol, con la seguridad de que el espectáculo estará garantizado.

FUENTE: ELNUEVOHERALD

Comments

comments