Ayer lunes fueron condenados en Finlandia los cinco voleibolistas que fueron acusados de un crimen con violación grabado en la ciudad de Tampere. El tribunal condenó a los cinco jugadores a cuatro jugadores a cinco años de cárcel y a un jugador a tres años y medio de prisión además de pagar una multa de 24.000 dólares por daños y perjuicios.

En el mismo juicio se demostró que tres de los jugadores si habían tenido relaciones con la vícitima pero con el consentimiento de la misma y, aunque los otros jugadores negaron en todo momento haber tenido relaciones con ella el tribunal no hizo caso y los condenó igualmente.

El único jugador que ha sido puesto en libertad y regresado a Cuba ha sido Dariel Albo Miranda.

 

Simple Share Buttons