Ya son dos semanas que Angelina y Brad Pitt firmaron los papeles oficiales de su divorcio y el actor se ha venido abajo y se refugia con sus padres.

Sin duda esta pasando por uno de los peores momentos de su vida. Tras su divorcio y su fea pelea en el jet privado que acabó, supuestamente, en una agresión a su hijo Maddox, el FBI le investiga.

Brat no puede creer el infierno en que se ha convertido su vida,  según Us Weekly, Brad “se ha dejado totalmente y tiene muy mala pinta, está en mala forma y no asimila lo que le sucede.”

El mismo medio añade que: “Está totalmente destruido y no para de romperse y llorar.”

“Se está apoyando mucho en su familia y habla con sus padres y su manager constantemente. Su madre y él hablan a diario y él no para de llorar.”

Pero hay algo que esta por encima de todo esto que está pasando con Angelina y son sus hijos, “Brad va a poner todo de su parte para que las cosas acaben bien porque sus hijos son lo único que le preocupa, los adora.”

Fuente: Yahoo

Simple Share Buttons