Un equipo de científicos de Estados Unidos acaba de confirmar que las diferentes reacciones que causa el café en quienes lo consumen son consecuencia de la conformación genética. El estudio, divulgado hace solo unas horas por la Universidad Northwestern, agraga además que debido a esa característica, algunas personas pueden dormir plácidamente después de tomar una taza de café mientras que, para otras, resulta imposible.

La nueva investigación dirigida por Marilyn Cornelis en Illinois, indica que es posible que esas reacciones diferentes se extiendan también a otros compuestos. LA especialista aseguró que, aunque aún no está clara la relación entre la metabolización de cafeína y el comportamiento para obtener ese estimulante, merece ser investigada por su relación con la salud del ser humano.

Simple Share Buttons