Así, con ese impecable y respetado uniforme podemos encontrar a la nueva asesina de Estados Unidos, obsérvela bien y sepa que está suelta. Aunque su rostro no muestre esos rasgos de exterminadora es importante conocer que solo por 50 000 dólares logró salir de la cárcel esta policía de nombre Betty Shelby. No obstante con nombre angelical es Betty la policía blanca que segó la vida a un afroamericano esta semana en Estados Unidos. Acusada de homicidio agravado, se entregó por la madrugada y salió de la cárcel tras el pago de la fianza.

Pues la uniformada radicada en Tulsa, Oklahoma, está de homicidio en primer grado por matar de un disparo a un hombre desarmado en uno de los casos que activó las protestas en Estados Unidos y que ha vuelto a tener gran conmoción en el mundo. La mujer que se entregó después de los hechos fue liberada a los 20 minutos después del pago de una fianza.

“La nueva asesina”, como es catalogada en la localidad de los hechos mató de un disparo al hombre pese a que él estaba desarmado y junto a su camioneta averiada al costado de una ruta en una zona boscosa.

El fiscal federal en el condado Tulsa, Steve Kunzweiler, presentó los cargos contra la agente ayer por la tarde alegando que “reaccionó injustificadamente” cuando el 16 de septiembre le disparó a Crutcher, de 40 años, quien no iba armado.Un abogado de defensa, Phil Turner, quien reside en Chicago y es un ex fiscal federal, dice que al haber actuado con rapidez, los fiscales pueden -en parte- haber querido disipar el descontento social en la ciudad y evitar el tipo de protestas violentas como las que han ocurrido en Charlotte, Carolina del Norte, donde hubo otro tiroteo policial reciente contra un hombre negro.

Simple Share Buttons