1- Si usted ingresa al país con una visa y planea quedarse, no pida asilo a su llegada al aeropuerto, lo que antes era un procedimiento normal, ahora no lo es, si usted pide asilo deberá demostrar que es perseguido en su país y si su caso no es aprobado puede ser deportado. Lo correcto en este es permanecer en el país un año y un día y entonces acogerse a la Ley de ajuste Cubano. Debe saber además que a su entrada, el oficial de inmigración tendrá potestad para entrevistarlo y preguntarle cuáles son los motivos de su viaje, usted debe limitarse a declarar las razones por las cuales le otorgaron el visado, cualquier otra declaración o comentario puede complicar su entrada.

 2- Otro error muy común que se suele cometer es decir que ha trabajo en Estados Unidos en viajes anteriores, esto no se debe hacer nunca. Es algo muy común que suele suceder pero puede tener consecuencias fatales. Si se le pregunta cómo se costea el viaje o que actividades realizó durante su estancia anterior, jamás sugiera que realizó algún tipo de trabajo, ya sea cuidando a una persona de edad avanzada o ayudando en un negocio a un familiar, a no ser que su visa tenga una cláusula para poder realizar presentaciones artísticas o culturales en el país. Usted ha venido a Estados Unidos a visitar familiares o participar en un evento, no a trabajar. En este caso es muy importante contestar solamente lo que se le pregunte y no hablar demasiado.

3- No se le ocurra declarar que siente temor de regresar a Cuba, pues este comentario lo coloca como peticionario de asilo político y en ese caso deberá comparecer ante un juez y aportar pruebas concretas que demuestren que pertenece a la oposición y puede sufrir represalias. Este es un recurso que utilizan los que llegan de forma ilegal a las fronteras norteamericanas y no tienen otra forma de entrar, Pero si usted tiene visa no lo haga, porque si el juez no acepta su caso puede ser deportado.

4- No cambie su pasaporte por el pasaporte cubano. Si usted llega a un aeropuerto utilizando su pasaporte europeo, canadiense o de otro país incluido en la lista de 38 nacionalidades que no requieren visado para viajar a Estados Unidos, no cometa el error de tratar de usar el documento cubano, porque a raíz de las nuevas disposiciones migratorias esto no le supondría ningún beneficio, más bien puede complicarle su estancia en el país. Espere un año y solicite acogerse a la Ley de Ajuste Cubano.

5- Si es residente permanente, no viaje si tiene asuntos pendientes con la ley, ningún residente legal ha tenido problemas a su regreso a Estados Unidos con sus documentos en regla. Quienes sí enfrentarán problemas son los residentes legales que viajen a Cuba o a cualquier otro país y sean convictos de delitos o tengan casos pendientes con la justicia. Ahora bien si usted obtuvo si residencia por asilo político o refugio no es conveniente que visite la isla, pues como las autoridades de migración pueden tomar su caso como de engaño y ser deportado. También se recomienda nunca firmar el formulario I-407 y en caso de duda solicitar un abogado.

Con información de Café Fuerte

Comments

comments